lunes , 10 diciembre 2018

El nuevo Aston Martin Vulcan

Lo habíamos visto anticipado en sendos vídeo-teasers, pero esta mañana ya te podemos compartir las primeras imágenes y especificaciones de esta bestia que es el nuevo Aston Martin Vulcan. Fabricado por la firma canadiense Multimatic (la misma que se encargará de producir el nuevo Ford GT), el Vulcan emplea un chasis monocasco en fibra de carbono, que seguramente tendrá algo que ver con algún auto de carreras ya producido por los canadienses. Se viste también en fina fibra de carbono, con un diseño futurista, que parece querer anticiparnos por dónde van a ir los tiros de próximas generaciones de la firma británica.

De hecho, si prestas atención, los minimalistas faros horizontales delanteros y el bajísimo frontal, tienen mucho que ver con los empleados en el DB10 de James Bond, por lo que se podría empezar a vislumbrar el formato del frontal de los próximos modelos con motor AMG de la firma.

El corazón del Vulcan es el V12 de Aston Martin, llevado a siete litros de desplazamiento, y apretado hasta los 800 caballos de potencia máxima, beneficiado por el hecho de no tener que cumplir ninguna normativa de homologación, ya que este aparato está destinado a su uso exclusivo en circuito.

Se sitúa el propulsor en posición delantera-central. Tras él está la cabina, que juega con tonos negros brillantes para mimetizarse y casi desaparecer sobre la orgánica y arriesgada carrocería que, no sé por qué, me recuerda a los diseños salidos del lápiz de Jason Castriota, y específicamente al Mantide.

La trasera está presidida por un enorme difusor y un no menos grande alerón. Los pilotos traseros son una obra de arte muy similar a los vistos en el Aston Martin conceptual de Gran Turismo 6, conformados por finos tubos luminosos que nos gustaría ver convertidos en realidad de producción en próximos modelos (va a estar difícil, lo sé).

La suspensión, para reducir masas no suspendidas, es tipo “push-rod”, la caja de cambios es una secuencial de seis velocidades, los frenos son carbonocerámicos, y las llantas forjadas son de 19 pulgadas, calzadas con neumáticos lisos de carreras Michelin.

El interior es futurista al máximo, y cuenta con un display digital como cuadro de relojes. ¿Tendrá algo que ver su formato con el de los futuros Aston de calle? Pues seguro que sí, aunque se nos antoja un enorme salto evolutivo cuando se compara con sus formas actuales.

Para el resto de los mortales, ver al Vulcan sirve para adivinar por dónde van a ir los tiros de Aston en el futuro, y al mismo tiempo seguir viendo cómo la marca exprime al máximo las oportunidades de sacar dinero contante y sonante de los bolsillos de sus clientes mientras completa la renovación de su gama.

About el_nelson

Fanáticos de los autos y las competencias de motor. En Twitter es @el_nelson