jueves , 15 noviembre 2018

Lanzamiento oficial del Nissan Pulsar

https://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=XyDfzRC6ViA

Muy altas eran nuestras expectativas en el nuevo compacto de Nissan. Se comentaba que “será un auto que beba del ADN visto en los últimos prototipos de la marca”. Esperábamos por tanto un lenguaje de diseño atrevido y agresivo. Pero finalmente el Pulsar, que se acaba de presentar en el Salón de Madrid, nos ha dejado algo sorprendidos por lo discreto de sus formas.

La firma nipona, que fabricará este compacto, sucesor indirecto del Almera, en su fábrica de Barcelona a un ritmo de hasta 80.000 unidades al año, ha decidido tirar por lo seguro. Embebe en el frontal del auto la parrilla de la “uve” ya vista en los Qashqai, X-Trail y Murano de nueva generación, así como unos faros con luz de conducción diurna integrada en forma de L. Pero el resto del perfil lateral,  el salpicadero y la trasera recuerdan poderosamente a los Tiida y Pulsar que ya están a la venta en mercados australiano y chino.

Está montado este nuevo Pulsar sobre la misma plataforma modular compacta de la Alianza Renault Nissan, que da vida a los Qashqai y X-Trail actuales, por lo que no tiene nada que ver, estructuralmente, con el Tiida chino.

La vista lateral nos muestra una línea de cintura en franco ascenso, una marcada aleta delantera, una línea de estilo ascendente en la parte inferior de las ruedas, y una trasera que emplea pilotos que recuerdan poderosamente a los empleados en el Qashqai. El remate del pilar C “hacia arriba” y la suerte de falso difusor trasero consiguen “elevar” visualmente la parte trasera del auto con respecto al morro y dotar al vehículo de dinamismo. El diseño no es feo, ni mucho menos. De hecho es más una reinterpretación de todo lo visto en el Note pero en forma de compacto. Lo que ocurre es que, viendo algunos prototipos previos de la firma, tal vez esperábamos algo más agresivo. Craso error,  éste tiene que ser un auto destinado a clientes que buscan “un auto normal”.

Mide 4.385 milímetros de largo, con una amplísima batalla de 2.700 milímetros que debería proporcionarle unas amplísimas plazas traseras para lo que se lleva en el segmento C. Resulta marginalmente más largo que el líder del segmento, el Golf, por 115 milímetros, y promete, según Nissan, “el mejor espacio para la fila trasera del segmento”.

La gama de motores arrancará con un gasolina de 115 caballos (el DIG-T de 1,2 litros y tres cilindros) y un diésel 1,5 dCi de 110, pero lo más curioso es que ya está confirmado que habrá una variante Nismo con el motor 1,6 gasolina sobrealimentado empleado por el Juke Nismo, que ofrecerá alrededor de 190 caballos.

El equipamiento tecnológico es compartido con el Qashqai, así que hay lugar para el radar que evita colisiones por alcance o atropello, frenando automáticamente el vehículo, el aviso de ángulo muerto y cambio involuntario de carril, la visión cenital para facilitar el aparcamiento y todo el resto de elementos de última hornada.

Nissan apuesta por un auto como complemento casi de nicho. Con una producción baja pero pensada para ser rentable, el nuevo Pulsar jugará la baza de complementar la apuesta crossover de la firma con un compacto tradicional que a buen seguro será más económico que sus rivales directos del segmento C. 

About el_nelson

Fanáticos de los autos y las competencias de motor. En Twitter es @el_nelson

Check Also

El Nissan Qashqai podría tener una versión coupé

Durante la presentación internacional del crossover del segmento C, Marco Fioravanti, responsable de producto de …

Nissan intenta aumentar las ventas del Micra con una serie especial

El renovado Nissan Micra está viviendo una segunda juventud gracias a su estética más agradable y atractiva. …